Página principal
Textos de Jari Iivanainen
Crees que la teoría de la evolución





Echa mano de la vida eterna
(1 Ti 6:12)
















Jesús es el camino, y la verdad, y la vida (Jn 14:6)






 

¿CREES EN LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN?
 

INTRODUCCIÓN

 

A las personas de hoy les resulta difícil creer lo que la Biblia enseña sobre la creación. Quizás consideren la descripción bíblica como errada y pasada de moda, y en vez de ello les parece más acertado su punto de vista: que el universo y todas las cosas vivientes existen por accidente. Así, algunos creen que la teoría de la evolución –según la cual todo evolucionó por sí mismo- es correcta. Esta teoría de la evolución fue propuesta por Charles Darwin en el libro Sobre el Origen de las Especies (1859).

   Sin embargo, ¿es posible que haya fallas en esta teoría? ¿Es posible que no sea verdadera, sino falsa? Los que sostienen esta teoría ciertamente niegan esa posibilidad, pero debería notarse que en sus propios escritos sobre la teoría pueden hallarse puntos débiles e inconsistencias. Estas cosas han sido discutidas, pero la posibilidad de que el fundamento de toda la doctrina esté errado y sea insostenible nunca ha sido tratada. Generalmente se ha negado esa posibilidad.

   En todo caso, los siguientes ejemplos – ambos del mismo libro - ilustran bien el problema. (Se ha resaltado el texto con letra itálica para clarificación). Muestran cómo la teoría de Darwin puede ser considerada completamente verdadera, pero en cierto lugar se afirma que se basa sobre un fundamento inestable. A continuación se examinan esas posibles fallas en la teoría:

 

Cuando uno ya está enrollado, la historia de la vida se hace lógica, una cadena absolutamente inevitable de causas y consecuencias. La ciencia puede encontrar sus relaciones con detalles fascinantes, pero el origen de la vida todavía es un inmenso misterio. No hay explicación convincente para eso. Los componentes químicos de los organismos vivientes y las reacciones bioquímicas que sostienen la vida son conocidos con exactitud, pero la chispa final de la vida todavía sigue sin aclarase. Vida: fenómeno tan auto evidente y simple, sin embargo, tan difícil de explicar…

   No hay dudas de que la vida comenzó a partir de la materia de la tierra, y de las estrellas y el universo. De la misma materia que ha estado trasladándose de un lado al otro en el espacio atemporal. Todos somos básicamente polvo de estrellas. Así como la vida evolucionó de una célula y llegó a ser más y más complicada e infinitamente variada, así también ha habido una evolución de la tierra. Se ha condensado de la nube de polvo que había entre las estrellas y enfriado hace unos cuatro billones de años atrás formando una esfera compacta, pero actualmente depende de lo que su propio calor interno ha creado. (John Reader, Alkumerestä maalle, p. 9, 25, 26 / The Rise of Life)

 

 

 

CAPÍTULO 1 - ¿Prueban los fósiles la evolución?

CAPÍTULO 2 - La evidencia más convincente de la teoría de la evolución

CAPÍTULO 3 - Los factores más importantes en la evolución

CAPÍTULO 4 - Fallas en la teoría de la evolución

REFERENCIAS / FUENTES               

 

 

 

Jari Iivanainen

 

 




shopify analytics ecommerce